• Cook Share Eat
Call me
0 50 0
1 monthago

Arroz al horno

Este típico arroz valenciano se hace a partir de los restos de un cocido y su caldo. A ello se unen productos típicos valencianos como la longaniza y la morcilla, además de la cabeza de ajos y unas rodajas tanto de pata como tomate. Aunque la preparación del arroz es en el fuego superior, realmente cuece en el horno. El recipiente puede ser la típica paella valenciana o una fuente circular de

Ingredients

Restos del cocido (morcillo, gallina, jamón, tocino, oreja y garbanzos). 100 gramos aproximadamente por comensal 2 longanizas valencianas 1 morcilla valenciana Patata pequeña Tomate mediano 3 tomates pequeños Cabeza de ajos Tres dientes de ajo Caldo cocido (2 medidas por una de arroz) Arroz bomba (1 taza mediana para cuatro comensales) sal azafran colorante alimentario aceite

Directions

En primer lugar, desmenuzamos en trozos pequeños las sobras del cocido (morcillo, tocino, pechuga gallina, jamon, oreja ...). Añadimos también garbanzos y apartamos. Lo ideal es calcular unos 100 gramos por comensal. Cortamos una patata y un tomate pequeño en rodajas. Apartamos también. Cortamos también en trozos pequeños tanto la longaniza como la morcilla y apartamos. Cortamos en trozos muy pequeños tres dientes de ajo y apartamos. Rallaremos tres tomates medianos. Al jugo resultante le podemos añadir un poco de sal. Apartamos. En un plato pondremos el arroz. Una taza grande de cafe o té da para al menos cuatro comensales. Una vez medido el arroz, haremos lo mismo con el caldo. Es conveniente tenerlo caliente, sin llegar a hervir, en una cacerola. La medida debe ser el doble justo del arroz. En este caso, dos tazas. Por último, calentaremos el horno al 210 grados, arriba y abajo. Ya podemos empezar a preparar el arroz. En el fuego más grande colocaremos la paella. Echamos un buen chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente, rehogamos la patata y el tomate en rodajas. Apartamos y a continuación rehogamos también la longaniza y la morcilla. Apartamos. Si hiciera falta, volvemos a echar otro chorro de aceite y vertimos los dientes de ajo troceados. Removemos continuamente para evitar que se quemen. En menos de medio minuto, echaremos el tomate rallado. Removemos también continuamente para que se haga un poco. Al minuto aproximadamente, podemos echar también el arroz y remover para que se rehogue y mezcle bien con el tomate y el ajo. Tras medio minuto, podemos ya añadir el caldo. Lo siguiente será esparcir bien el arroz con la ayuda del caldo por todo el recipiente. Añadiremos entonces tanto el colorante alimentario como el azafrán (tan solo tres o cuatro hebras). Una vez disuelto correctamente podemos empezar a añadir el resto de ingredientes esparciéndolos por todo el recipiente. Primero, las sobras del cocido. luego, la longaniza y la morcilla. Haciendo un círculo, colocaremos las rodajas de tomate y patata. Finalmente, en el centro de ese círculo colocaremos la cabeza de ajo. Por último, probamos el caldo. Si fuera necesario, añadimos sal. Hay que tener en cuenta que los caldos para los arroces deben estar fuertes. El último paso es introducir la paella en el horno. El tiempo medio de cocción será de 15 a 20 minutos dependiendo del tiempo que haya ya cocido en la superficie. Una vez hecho, dejar siempre reposar al menos cinco minutos. Nunca tapar si ya está hecho. Este es un truco sólo válido para cuando se ha secado antes de tiempo y el arroz de la superficie se ha quedado un pelín duro.

Chef’s Note

Al cocerse el arroz en el horno, es muy importante ser meticulosos con las medidas y que por lo tanto el caldo sea siempre el doble justo del arroz

Comments

No listing yet